HORTALIZAS DE ARESCA

The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English

ESPARRAGOS

Los espárragos son unos de los vegetales más balanceados. Bajos en grasa, colesterol y sodio, los espárragos tienen vitamina A (también conocida como retinol porque producen pigmentos en la retina), E (posee propiedades antioxidante fuertes, es decir que reduce el daño de oxidación causado por el oxígeno, que puede dañar los tejidos, células y órganos) y K (que ayuda contra los coágulos en la sangre), magnesio, zinc y selenio, así como fibra, tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6, hierro, cobre y manganeso.

Como muestra el listado más arriba, los espárragos son líderes en la gran variedad de nutrientes que brindan, así como en cantidades. Para darles un ejemplo: 5.3 onzas en una porción de espárragos aportan una gran cantidad del 60% de la dosis diaria recomendada de ácido fólico – para la USRDA 40% es excelente.

ESPARRAGO.jpg

MAÍZ COCIDO

Si hablamos del maíz cocido, lo primero que tenemos que hacer es situarlo en sus orígenes, puesto que estamos ante un cereal milenario que ha servido y sirve de alimento tanto para personas como para animales desde tiempos inmemoriales. Tanto es así, que el primer maíz podemos situarlo hace unos diez mil años, en México. Podéis leer más información sobre la historia del maíz en la web delmaiz.info

El maíz de aquel entonces no tenía nada que ver con el maíz que conocemos actualmente, ya que estamos ante unos de los alimentos más modificados de la historia.

MAÍZ-COCIDO.jpg

REMOLACHA

Probablemente ‘remolacha’ no sea una de los nombres que más aparezcan entre los productos de la mayoría de las listas de la compra. Pero eso es porque se suelen desconocer todas las propiedades y beneficios que proporciona esta colorida hortaliza al organismo, sin hablar de las muchas maneras que hay de disfrutarla.  Es un alimento muy versátil, que ofrece múltiples opciones en la cocina. Podemos tomarla cruda, en ensalada o cocida y de todas las maneras mantiene las mismas propiedades.  Una vez cocida, se puede conservar en vinagre o en azúcar, y ser utilizada para obtener el vino de remolacha. Otro de sus usos más conocidos es como colorante alimentario.

REMOLACHA.jpg

NABO

El nabo es una raíz de la familia de las crucíferas y existen muchas variedades distintas, unas 3.000: entre ellas destacan el nabo daikon, el nabo stanis o el teltow. La mejor época para consumirlos es en los meses de otoño, aunque en la actualidad se encuentran durante todo el año.

Las hojas del nabo se pueden consumir crudas, en ensalada, o cocidas junto a patatas o en tortilla. La raíz se puede consumir rallada en ensaladas, como si fueran rabanitos, o cocinadas con arroz o legumbres. Y añadidas en la elaboración de caldos, aportan una dosis extra de minerales.

NABO-1.jpg

ZANAHORIA

La zanahoria es una hortaliza que durante el primer año forma escasas hojas y raíz mientras que, tras un período de descanso, forma el tallo y florece. La parte comestible es la raíz donde se almacena grande cantidad de azúcares.

Se cree que la primera vez que se cultivó la zanahoria fue Afganistán hace miles de años. La apariencia que tenía entonces era de pequeña y de color púrpura o amarilla en forma de horquilla y de sabor amargo. La zanahoria naranja que conocemos hoy día fue desarrollada y estabilizada por los cultivadores holandeses en los siglos 16 y 17.

ZANAHORIA.jpg